Una de las mejores formas de conocer un país extranjero es leer la prensa local. Es de este modo que podemos entender qué es importante y qué no lo es para el austríaco medio. En especial en secciones como las cartas al director puede tomarse el pulso a aquello que se ha dado en llamar “carácter austríaco”.

En la sección “Conociendo a los aborígenes” presentaremos noticias curiosas, cartas al director, pequeños detalles culturales, que nos puedan ayudar a entender a los nativos. Inauguramos esta sección con el testimonio de un tal Herr Mattseeroider de Schleedorf.

Dice este Sr. que este año, a causa de los caprichos de la luna llena, la Semana Santa caerá muy pronto, a finales de marzo. Y claro, la temporada de Carnaval será tan corta que los organizadores de bailes de máscaras y otros eventos similares se las ven y se las desean para cuadrar sus agendas.

Herr Mattseeroider se enteró por la prensa que el Polizeiball de Salzburgo (el baile de la policía, uno de los eventos con más solera) va a celebrarse, a causa de la imposibilidad de encontrar más pronta fecha, pasado el martes de Carnaval, es decir, entrada ya la Cuaresma y el Ayuno (Fastenzeit). El buen señor, escandalizado por tamaña transgresión, deplora la decisión y pide que se recapacite, pues si este año se tolera esta celebración durante el Ayuno, teme que de la excepción se haga regla y que la moral y el respeto se pierdan irremediablemente.